¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

 Los usuarios aceptan y reconocen que la publicidad brindada por los anunciantes de www.palomanavarreteoficial.com puede conllevar la utilización de Cookies y Web Beacons para obtener información, tanto en el sitio www.palomanavarreteoficial.com,como en los sitios de los respectivos anunciantes.

 COOKIES, WEB BEACONS COOKIE DART Y OTRAS TECNOLOGÍAS:

Como es práctica habitual en muchos sitios web, www.palomanavarreteoficial.com utiliza ''cookies'' y otras tecnologías para ayudar a comprender qué partes de nuestros sitios web tienen más aceptación, dónde van nuestros visitantes y cuánto tiempo pasan allí.

También utilizamos cookies y otras tecnologías para asegurarnos que la publicidad de nuestros anunciantes en Internet, hace llegar productos y servicios cumpliendo lo exigido por Google en sus Políticas del Programa Adsense. Empleamos cookies y otras tecnologías para estudiar pautas de tráfico en nuestro sitio web, de forma que sus visitas sean aún más gratificantes.

www.palomanavarreteoficial.com también puede utilizar cookies para registrar sus visitas a nuestro sitio Web. Podemos recopilar información, incluida la dirección IP, como identificación personal. Sin embargo, esta información sólo se utilizará para fines analíticos y se restringirá al mínimo necesario para llevar a cabo el análisis.

Si no desea que www.palomanavarreteoficial.com despliegue cookies en su navegador, puede configurarlo para que rechace las cookies o para que le informe cuándo un sitio Web intenta colocar una cookie en el software del navegador.

La mayoría de los navegadores permiten configurar el manejo de cookies de las siguientes 3 formas:

* Rechazar todas las cookies.
* Aceptar todas las cookies.
* Optar por aceptar o rechazar determinadas cookies.

El navegador también puede permitir especificar mejor qué cookies tienen que ser aceptadas y cuáles no. En concreto, el usuario puede normalmente aceptar alguna de las siguientes opciones: rechazar las cookies de determinados dominios; rechazar las cookies de terceros; aceptar cookies como no persistentes (se eliminan cuando el navegador se cierra); permitir al servidor crear cookies para un dominio diferente. Además, los navegadores pueden también permitir a los usuarios ver y borrar cookies individualmente.

 www.palomanavarreteoficial.com también puede utilizar pequeñas imágenes de un pixel por un pixel o Web Beacons (visibles o invisibles) que nos informan sobre qué partes del sitio web se visitan más a menudo y miden la eficacia de las búsquedas efectuadas por el cliente en nuestro sitio. Los Web beacons sirven y se utilizan de una forma similar a las cookies.
www.palomanavarreteoficial.com.es utiliza los siguientes servicios y/o recursos que pueden utilizar cookies o Web Beacons para analizar lo que sucede en nuestras páginas:

* Google Analytics - http://www.google.com/intl/es_ALL/privacypolicy.html
* StatCounter - http://www.statcounter.com/privacy.html
* HiStats - http://www.histats.com/es/

2.4. Cookie DART:

- Google, como proveedor asociado, utiliza cookies para publicar anuncios en www.palomanavarreteoficial.com
- Usted puede inhabilitar el uso de la cookie DART del sistema de anuncios de Google accediendo al centro de privacidad de Google.

Otras Fronteras, Otras Realidades. El Aprendiz de Brujo

 

 

Escribo “cosas” desde que estaba en el colegio, fue ahí donde me metieron en el cuerpo, más bien en la cabeza, el gusanillo de la escritura a base de darme premios de redacción. Recuerdo que cuando hice el Preuniversitario en el Instituto Beatriz Galindo de Madrid el catedrático de literatura era el importante poeta Gerardo Diego que, la verdad sea dicha, aparecía poco en clase. De las clases se ocupaba su adjunto, tan sólo de vez en cuando reunía a todos los grupos en el salón de actos e impartía una clase magistral. Era un señor muy severo. Una mañana de convocatoria sucedió lo impensable, oí como voceaba mi nombre y me ordenaba subir al escenario para hacerme leer un trabajo sobre el teatro español en el siglo XVII que nos había pedido. Yo, como casi siempre, me había salido del guión y en vez de hacer un análisis sistemático de sus características me había inventado una historia en la que recreaba el ambiente de una función de la época con su público, sus protagonistas y demás. Al subir al estrado me temblaban las piernas, pero pude leer mi texto y cuando terminé escuché emocionadísima las palabras del sabio profesor: “niña, sigue escribiendo, no lo dejes, tienes soltura para escribir”. Y no lo dejé. A lo largo de mi vida he escrito artículos para muchos medios, manuales de astrología, cosas para mí pero nunca “mi libro”, ese que dormía en el fondo de mi mente. Siempre tenía demasiado trabajo o me daba demasiada pereza o no sabía por dónde empezar. Cualquier disculpa para no reconocer que lo que tenía era miedo. Miedo a no ser capaz.

He tenido que cumplir muchos años y vivir mucha vida para llegar a la conclusión de que era el momento de compartir mis experiencias y mis conocimientos, aunque sean pocos, con aquellas personas interesadas en estos misterios. Sobre todo con los jóvenes que están más dispuestos a abrir su mente a otras dimensiones, que todavía no han perdido la curiosidad. A pesar de mis buenos propósitos aún tuvo que aparecer Laura Falcó de editorial Planeta para poner fecha de entrega a mi primer libro y el gusanillo de la escritura se despertó y empezó la carrera contra reloj, las noches largas de escritura, el romper páginas y volver a escribirlas, el disfrute y la desesperación, en fin, todas las emociones que se alternan a lo largo de la gestación y el parto de una obra.

Cuando terminé me dispuse a disfrutar del reposo del guerrero, había podido contar lo que quería, cumplir mi objetivo, ya podía dormir tranquila, pero no fue así, el gusanillo no había vuelto a coger el sueño y se removía inquieto en mi interior; para colmo Laura Falcó volvió a hacer acto de presencia, en plan diablo tentador, dispuesta a poner fecha a otro libro y para acabarlo de arreglar empecé a recibir mensajes urgentes desde el Más Allá. No tenía derecho a dormirme en los laureles, debía seguir escribiendo, todavía tenía cosas que decir y debía decirlas. El Más Allá estaba dispuesto a complicarme la existencia. Me resistí lo que pude, me busqué mil excusas, trabajo, consulta, clases, es decir “miedo” , de nuevo miedo a no ser capaz, dudas, angustias; un come, come que no me dejaba dormir. Y así, de esta manera, empezó todo.

Firma Paloma Navarrete

 

 

Adelanto del Primer Capítulo 



Redes Sociales

Contacto

Consulta presencial Paloma Navarrete

Zona Parque de las Avenidas (Madrid)

Teléfono: 91 355 97 00

L-V: 16:30-20:30h

mpnavarretevarela@yahoo.es

Política de Privacidad

Política de Privacidad