¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

 Los usuarios aceptan y reconocen que la publicidad brindada por los anunciantes de www.palomanavarreteoficial.com puede conllevar la utilización de Cookies y Web Beacons para obtener información, tanto en el sitio www.palomanavarreteoficial.com,como en los sitios de los respectivos anunciantes.

 COOKIES, WEB BEACONS COOKIE DART Y OTRAS TECNOLOGÍAS:

Como es práctica habitual en muchos sitios web, www.palomanavarreteoficial.com utiliza ''cookies'' y otras tecnologías para ayudar a comprender qué partes de nuestros sitios web tienen más aceptación, dónde van nuestros visitantes y cuánto tiempo pasan allí.

También utilizamos cookies y otras tecnologías para asegurarnos que la publicidad de nuestros anunciantes en Internet, hace llegar productos y servicios cumpliendo lo exigido por Google en sus Políticas del Programa Adsense. Empleamos cookies y otras tecnologías para estudiar pautas de tráfico en nuestro sitio web, de forma que sus visitas sean aún más gratificantes.

www.palomanavarreteoficial.com también puede utilizar cookies para registrar sus visitas a nuestro sitio Web. Podemos recopilar información, incluida la dirección IP, como identificación personal. Sin embargo, esta información sólo se utilizará para fines analíticos y se restringirá al mínimo necesario para llevar a cabo el análisis.

Si no desea que www.palomanavarreteoficial.com despliegue cookies en su navegador, puede configurarlo para que rechace las cookies o para que le informe cuándo un sitio Web intenta colocar una cookie en el software del navegador.

La mayoría de los navegadores permiten configurar el manejo de cookies de las siguientes 3 formas:

* Rechazar todas las cookies.
* Aceptar todas las cookies.
* Optar por aceptar o rechazar determinadas cookies.

El navegador también puede permitir especificar mejor qué cookies tienen que ser aceptadas y cuáles no. En concreto, el usuario puede normalmente aceptar alguna de las siguientes opciones: rechazar las cookies de determinados dominios; rechazar las cookies de terceros; aceptar cookies como no persistentes (se eliminan cuando el navegador se cierra); permitir al servidor crear cookies para un dominio diferente. Además, los navegadores pueden también permitir a los usuarios ver y borrar cookies individualmente.

 www.palomanavarreteoficial.com también puede utilizar pequeñas imágenes de un pixel por un pixel o Web Beacons (visibles o invisibles) que nos informan sobre qué partes del sitio web se visitan más a menudo y miden la eficacia de las búsquedas efectuadas por el cliente en nuestro sitio. Los Web beacons sirven y se utilizan de una forma similar a las cookies.
www.palomanavarreteoficial.com.es utiliza los siguientes servicios y/o recursos que pueden utilizar cookies o Web Beacons para analizar lo que sucede en nuestras páginas:

* Google Analytics - http://www.google.com/intl/es_ALL/privacypolicy.html
* StatCounter - http://www.statcounter.com/privacy.html
* HiStats - http://www.histats.com/es/

2.4. Cookie DART:

- Google, como proveedor asociado, utiliza cookies para publicar anuncios en www.palomanavarreteoficial.com
- Usted puede inhabilitar el uso de la cookie DART del sistema de anuncios de Google accediendo al centro de privacidad de Google.

  • 03
  • 04
  • 02
  • 01

Algo ligero para pensar en Halloween

 

Halloween

 

 

A estas alturas todos sabemos que la fiesta de Halloween y el día de Todos los Santos tienen su origen en celebraciones precatólicas. Sabemos que se produjo un sincretismo, el cual dio lugar a las calabazas anglosajonas, las catrinas mexicanas, el "fete des morts" francés o a las fiestas de Tozantos, de muchos pueblos españoles.

 

 

Parece que con solo investigar un poco en las secretas y oscuras fuentes de la humanidad: la Biblia, la mitología griega y romana, leyendas de Chad, el poema de Gilgamesh, la wikipedia, las escrituras védicas de la India, y a las abuelas más cercanas a mi casa, entre otras, se observa que en todas las culturas de la tierra, en la noche del 30 de octubre al 1 de noviembre hay una puerta abierta “a los muertos”. Estos salen de donde sea que están durante el resto del año e invaden la tierra, una noche de "Walking dead".

Halloween

 

HalloweenPara los católicos es un momento de gran recogimiento, una vigilia de la noche de difuntos, previa al día de Todos los Santos y al día de Difuntos. En inglés sería All Hallow’s Eve, la víspera de Todos los Santos. Con el tiempo su pronunciación fue cambiado hasta la que conocemos en nuestros días Halloween. De resultas de la mezcla de tradiciones, la vigilia ha dado lugar a fiestas, donde se sale a buscar a los difuntos, se visten de muertos, brujas, esqueletos no sabemos si para confundir a los verdaderos habitantes del otro lado o su verdadera intención es esconder su miedo con una sobredosis de azúcar.

 

En algunos pueblos de Sevilla se celebra el día de Tozanto, siendo tradición salir al campo con los amigos a pasar el día, se le llama "echar los santos". Y en Jaén, hay algún pueblo donde existe la costumbre de que los jóvenes salgan con las cazuelas repletas de gachas a la calle, para con un cucharón tapar con ellas las cerraduras de las casas, con esta creencia se cree que así no entrarán malos espíritus a las viviendas.

Halloween

 

En algunos pueblos gallegos les indican el camino a recorrer poniendo velitas, para que no se desvíen, supongo. Y en Filipinas si no les pueden ir a visitar al cementerio, encienden las velas en frente de la puerta de sus casas.

Halloween

 

 

 

 

 

 

En algunas tradiciones parece que están invitados a cenar, ciertamente en casi todas las culturas les ofrendan comida y flores, parece que al llegar aquí es lo que demandan, la vida en el otro lado, o en el intermedio, tiene pinta ser bastante inhóspita.

 

 

Pero, qué paso en todo el mundo para que esa noche los muertos en masa decidan salir, para que esa noche se abran las puertas del otro lado, desde las 12 de la noche del día 30 de octubre hasta el día 2 de noviembre, el mundo entero está volcado en sus muertos. Lo ocurrido en esos días debió de ser algo tan brutal, tan catastrófico, debió de morir tantísima gente que en toda la tierra, toda la humanidad lo recuerda. Y aún lo teme, lo demuestre con fiestas o con rezos, pero no se olvida.

La "muerte" de la Naturaleza, según la tradición, se inicia cuarenta días después del equinoccio de otoño (22 de septiembre), precisamente el 1 de Noviembre. Esa llegada del invierno podría explicarlo todo. Pero, existen registros de celebraciones en las etnias mexicana, maya, purépecha, persa, Chad ....en esas mismas fechas, y no son lugares del mundo precisamente oscuros y fríos, donde la naturaleza "muera" en Noviembre.

Aunque leyendo y leyendo, buscando y buscando resulta que, tras unos cálculos complicadísimos de eruditos muy serios, el 1 de noviembre exactamente 40 días después, de que "en el año seiscientos de la vida de Noé, en el mes segundo, el día diecisiete del mes, se saltaron todas las fuentes del gran abismo, y las compuertas del cielo se abrieron". Vamos que se puso a llover y los mares crecieron con la sana, o no, intención de liquidar a “todo bicho” de la faz de la tierra, principalmente a nosotros, los humanos.

Por tanto y siguiendo con mi rocambolesco pensamiento. Si las aguas subieron a toda velocidad y en un par de días murieron todos los humanos, y también algunos semidioses, gigantes, ángeles, animales impuros, vamos todo aquello que no podía respirar bajo el agua, digo yo, reconociendo mi osadía y teniendo en cuenta todo lo contado antes, que seguramente lo que pasó fue ..."el diluvio universal".

Halloween

 

A mi me cuadra, aunque soy un poco esotérica y amiga de teorías raras, me parece una explicación aceptable a una pregunta que llevaba mucho tiempo molestándome. ¿A vosotros que os parece?

 

Halloween

 

 



Redes Sociales

Contacto

Consulta presencial Paloma Navarrete

Zona Parque de las Avenidas (Madrid)

Teléfono: 91 355 97 00

L-V: 16:30-20:30h

Política de Privacidad

Política de Privacidad