¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

 Los usuarios aceptan y reconocen que la publicidad brindada por los anunciantes de www.palomanavarreteoficial.com puede conllevar la utilización de Cookies y Web Beacons para obtener información, tanto en el sitio www.palomanavarreteoficial.com,como en los sitios de los respectivos anunciantes.

 COOKIES, WEB BEACONS COOKIE DART Y OTRAS TECNOLOGÍAS:

Como es práctica habitual en muchos sitios web, www.palomanavarreteoficial.com utiliza ''cookies'' y otras tecnologías para ayudar a comprender qué partes de nuestros sitios web tienen más aceptación, dónde van nuestros visitantes y cuánto tiempo pasan allí.

También utilizamos cookies y otras tecnologías para asegurarnos que la publicidad de nuestros anunciantes en Internet, hace llegar productos y servicios cumpliendo lo exigido por Google en sus Políticas del Programa Adsense. Empleamos cookies y otras tecnologías para estudiar pautas de tráfico en nuestro sitio web, de forma que sus visitas sean aún más gratificantes.

www.palomanavarreteoficial.com también puede utilizar cookies para registrar sus visitas a nuestro sitio Web. Podemos recopilar información, incluida la dirección IP, como identificación personal. Sin embargo, esta información sólo se utilizará para fines analíticos y se restringirá al mínimo necesario para llevar a cabo el análisis.

Si no desea que www.palomanavarreteoficial.com despliegue cookies en su navegador, puede configurarlo para que rechace las cookies o para que le informe cuándo un sitio Web intenta colocar una cookie en el software del navegador.

La mayoría de los navegadores permiten configurar el manejo de cookies de las siguientes 3 formas:

* Rechazar todas las cookies.
* Aceptar todas las cookies.
* Optar por aceptar o rechazar determinadas cookies.

El navegador también puede permitir especificar mejor qué cookies tienen que ser aceptadas y cuáles no. En concreto, el usuario puede normalmente aceptar alguna de las siguientes opciones: rechazar las cookies de determinados dominios; rechazar las cookies de terceros; aceptar cookies como no persistentes (se eliminan cuando el navegador se cierra); permitir al servidor crear cookies para un dominio diferente. Además, los navegadores pueden también permitir a los usuarios ver y borrar cookies individualmente.

 www.palomanavarreteoficial.com también puede utilizar pequeñas imágenes de un pixel por un pixel o Web Beacons (visibles o invisibles) que nos informan sobre qué partes del sitio web se visitan más a menudo y miden la eficacia de las búsquedas efectuadas por el cliente en nuestro sitio. Los Web beacons sirven y se utilizan de una forma similar a las cookies.
www.palomanavarreteoficial.com.es utiliza los siguientes servicios y/o recursos que pueden utilizar cookies o Web Beacons para analizar lo que sucede en nuestras páginas:

* Google Analytics - http://www.google.com/intl/es_ALL/privacypolicy.html
* StatCounter - http://www.statcounter.com/privacy.html
* HiStats - http://www.histats.com/es/

2.4. Cookie DART:

- Google, como proveedor asociado, utiliza cookies para publicar anuncios en www.palomanavarreteoficial.com
- Usted puede inhabilitar el uso de la cookie DART del sistema de anuncios de Google accediendo al centro de privacidad de Google.

  • 03
  • 04
  • 02
  • 01

¡Bailemos!

 

Isabel Muñoz. Derviche giróvago. Serie Mevlevi, 2009

 

 

 

Terminó el verano, llegó el otoño… y yo bailo. Así. Como suena. Sin mayor motivo, bailo. Escucho el murmullo del viento en las copas de los árboles, veo cómo se mecen las ramas y es como si esa música llegara también a mi cuerpo. Algo se me remueve por dentro como si mis nervios y mi sangre toda la entendieran. Entonces miro el bamboleo airoso de los árboles… y bailo con ellos.

  

 

 

 

No lo puedo remediar. Aunque intente evitarlo, estoy en modo baile. Se pasó el equinoccio de primavera, hemos llegado al de otoño… y yo bailo.

 

Derviches bailando

 

No lo entiendo, la verdad. No comprendo esa empatía natural que me une de golpe al mundo todo. Es como si mi cuerpo supiera de mí más que yo. Quiero decir que mi razón participa poco. Algo me hace viento con el viento y árbol con el árbol. Estoy unido al agua y al barranco, al fuego y a la tierra. Siento su armonía y la bailo. O, quizá, ella me baila a mí. Me posee porque mundo y hombre compartimos la misma urdimbre. Puede que esa sea la sintonía que captan los derviches giróvagos cuando danzan y se sienten atravesados por el aliento del mundo, compenetrados con el hondón de la tierra y la altura de las estrellas. Claro que yo no soy un místico sufí que dance el ceremonial Sema, pero quizá no haga falta serlo para sentir la música del Universo anidada en los huesos. Ni para bailar esa melodía.

 

Pisando la uva, mosaico romano de Mérida

Bourdelle, Bacante pisando uva, sig. XIX

 

 

Septiembre es un mes raro y terminal. Con él se acaba el verano y los días largos llenos de luz. La naturaleza empieza a sentir la adormecedora lasitud que anticipa el sueño del otoño. Pero, antes de dormirse, nos regala un último y cálido estremecimiento: la vendimia. Los pámpanos cargados de uvas repletas como ubres generosas. Veo esos racimos de frutos cárdenos y escucho su canto. Y bailo. Bailo pisando la uva, noto la explosión de su pulpa bajo mis pies desnudos y pienso en Baco y en Dionisos, en los fieles que se entregaban a la ebriedad sagrada para ser poseídos por la sabiduría divina. Soy como una bacante bailando en la cima del mundo, sintiendo correr por mis venas la savia del universo

 

 

 

Shiva Nataraja, el Señor de la Danza.

 

 

Octubre es un mes más oscuro. La noche se alarga y va cambiando luz por tiniebla. Esta negrura que se va imponiendo tiene algo de amenaza. También hay música en ella y un ritmo de células compartidas que danzan mezclando una dulce languidez con cierto ánimo destructivo. Quizá sea Shiva Nataraja, el Señor de la Danza, quien baila ahora, dando candela al mundo con su llama saltarina.

 

Es lo que ocurre al final de todo ciclo: algo se destruye y muere. Pero también inicia otro ciclo que construye y gesta. Shiva Nataraja baila encerrado en su anillo de llamas cósmicas arrasando el mundo con ellas, pero lo hace para generar una transformación positiva del hombre.

 

 

Primavera y verano llegan a término. La luz se apaga. Otoño derriba las hojas de los árboles. Invierno hiela la vida y hace páramo del verde sembradío. Este es el punto de inflexión en el que estamos. El que me hace bailar sintiendo, por un momento, la armonía del mundo gobernado por las energías que hacen posible el cambio.

 

Arcano XXI, El Mundo.Soy derviche giróvago, soy ebria bacante, soy Shiva Nataraja. Soy la figura que baila en el Arcano XXI del Tarot, “El Mundo”, envuelta en una guirnalda de ramas entretejidas. Una carta que, con su ordinal XXI, da término al recorrido de los arcanos mayores. A partir de esta carta que finiquita se inicia nuevamente el camino.

Estrenamos otro curso que, como siempre ocurre, traerá de todo. Bueno y malo.

Pero mientras lo recibimos y nos despedimos del anterior, sintamos el ritmo de la tierra vibrando bajo nuestros pies, agucemos el oído para escuchar la música de las estrellas…

 

 

¡Y bailemos, amigos!

¡Bailemos el ritmo de un fin y un inicio! 

 

Firma Javier Navarrete

Comentarios anteriores

¡Bailemos!



Redes Sociales

Contacto

Consulta presencial Paloma Navarrete

Zona Parque de las Avenidas (Madrid)

Teléfono: 91 355 97 00

L-V: 16:30-20:30h

Política de Privacidad

Política de Privacidad